jueves, 17 de mayo de 2007

EJEMPLOS DEL USO DE LAS NORMAS NB - ISO 9000 (I)

La Norma ISO 9001 se utiliza para establecer un sistema de gestión que proporcione confianza en la conformidad de un producto con los requisitos especificados. Ahora es la única norma de la familia ISO 9000 en base a la cual esos requisitos del sistema de la calidad pueden ser certificados por una entidad externa. La norma establece que la palabra "producto" se aplica a servicios, material procesado, hardware y software diseñado por, o pedido por, el cliente.

Hay cinco capítulos en la norma que especifican actividades que deben ser consideradas cuando se implementa el sistema. Se deben describir las actividades que se utilizan para proporcionar los productos y servicios pudiéndose excluir las partes del capítulo Realización del producto que no son de aplicación a las operaciones específicas. Los requisitos de los otros cuatro capítulos, Sistema de gestión de la calidad, Responsabilidad de la dirección, Gestión de los recursos y Medición, análisis y mejora, son aplicables a todas las organizaciones y se debe describir cómo se aplican a la organización específica en el Manual de la Calidad u otra documentación.

Los cinco capítulos en conjunto de la Norma ISO 9001 se utilizan para describir cómo satisfacer a los clientes y cumplir con los requisitos legales o reglamentarios aplicables. Además, se debe buscar aumentar la satisfacción del cliente mediante la mejora del sistema de gestión de la calidad.

La Norma ISO 9004 se utiliza para extender los beneficios obtenidos de la Norma ISO 9001 a todas las partes que están interesadas o afectadas por las operaciones del negocio. Las partes interesadas incluyen a los empleados, propietarios, proveedores y a la sociedad en general.

Las Normas ISO 9001 e ISO 9004 están armonizadas en cuanto a su estructura y terminología de forma de permitir moverse con facilidad de una a otra. Ambas normas utilizan un enfoque basado en procesos. Se reconoce que los procesos consisten en una o más actividades vinculadas que requieren recursos y que deben ser gestionadas para lograr resultados predeterminados. El resultado de un proceso puede formar directamente el elemento de entrada del siguiente proceso y el producto final es, a menudo, el resultado de una red o sistema de procesos. Los ocho "Principios de la gestión de la calidad" establecidos en las normas ISO 9000:2000 e ISO 9004:2000 proporcionan la base para la mejora descrita en la norma ISO 9004:2000.

La naturaleza del negocio y las demandas específicas que se tengan determinarán cómo aplicar las normas para conseguir los objetivos.